Archivo de Líder COACH

Actición® 21 – No se puede no motivar

siempreestamosmotivando2.jpg

Según la lógica clásica, la doble negación de una proposición equivale a la afirmación de dicha proposición. Por tanto, aplicando esta lógica al título de esta Actición®, es claro que podríamos cambiarlo por el de “Siempre estamos motivando”.

La acción de motivar, tiene dos direcciones, podemos dirigirla hacia nosotros mismos, sería entonces auto-motivación, o hacia otros. Cuando nos la aplicamos a nosotros mismos, la acción de motivarnos solo la entendemos en un sentido positivo. Aplicarnos motivación a nosotros mismos, significa dirigir nuestro anhelo al logro de alguna meta personal (puedes ver mi video sobre este asunto pinchando aquí). Es muy raro que conscientemente alguien se ejercite en un plan para darle sentido negativo.

Sin embargo, cuando la acción de motivar la realizamos sobre otras personas la cosa cambia. Leer más

Actición® 20 – Partido a partido

Liga_de_la_vida

Quien siga, aunque sea mínimamente, la actualidad de la Liga de Futbol Profesional de esta temporada, estará muy familiarizado con las respuestas que da el entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone. Cuando los periodistas le preguntan acerca de las posibilidades de éxito que tiene su equipo en las competiciones en las que participa “vamos partido a partido” ¿Y qué otra cosa puede decir sino?

En cualquier competición, como es el caso de la liga de futbol, el éxito final se logra a partir de ir superando las distintas etapas que la conforman. El equipo que gana el campeonato es aquel que más victorias logra.

Por tanto, el equipo que quiera ganar el campeonato tiene que plantearse ir ganando de uno en uno cada partido. Por más que a algunos periodistas deportivos les resulte insuficiente la respuesta que ofrece el entrenador del Atlético de Madrid, no hay otra.

Del mismo modo, pienso que la mejor forma de afrontar “La liga de la vida” es, también, yendo partido a partido.

Lo que ocurre es que, si bien en el ámbito futbolístico el partido siguiente te viene determinado por el calendario que la liga en la que se juega está preestablecido, en esa liga de la vida, tanto en el área personal como en la profesional, somos las propias personas las que nos tenemos que fijar nuestro propio calendario de partidos de acuerdo con la “competición” en la que queramos estar. Pero una competición que no es contra nadie, sino que tiene por objetivo avanzar en la dirección y sentido que nos hayamos marcado nosotros mismos.

¿Estamos entrenados para darle sentido a nuestra vida? Yo creo que no. En general pienso que la mayoría de la personas van dando dirección a su vida mas bien a partir de decisiones inconscientes que de la definición de un recorrido predefinido. Desde niños, hemos ido construyendo gradualmente un sistema de valores a partir de la educación que hemos recibido de nuestros padres, de nuestros maestros y de las referencias del entorno en el que nos hemos desenvuelto. El proceso educativo que seguimos desde la más tierna infancia nos sitúa de forma estructurada y definida en una liga cada año. Este proceso formativo incluye exámenes de asignaturas, cursos anuales y ciclos formativos. Lo más parecido a una reflexión sobre ese sentido que tenemos que buscar y definir se nos plantea cuando tenemos que decidir por la línea educativa que queremos seguir, básicamente ciencias o letras, y poco más. Y no digo que esos itinerarios no tengan que estar establecidos, que sí, lo que ocurre es que no se complementan lo suficiente con ejercicios de desarrollo personal que faciliten a los jóvenes marcarse su destino.

La oportunidad es que siempre estamos en disposición de darle un sentido más claro, más preciso y consciente a nuestra vida para que podamos decidir nuestra Liga y los partidos que queremos jugar.

Así pues, esta Actición® se sustenta en la idea de que definir la misión personal, que no es otra cosa que un enunciado breve de un propósito vital, provee de dirección y sentido además de una razón poderosa para definir metas que no son otra cosa que los partidos que tenemos que ir jugando para llegar a donde nos hayamos propuesto.

Como dijo Séneca:

No hay viento favorable para quien no sabe hacia dónde va

Actitud:

Defino mi misión personal, doy sentido a mi vida en todas las áreas personal y profesional

Acciones:

Revisar valores personales para cada una de las áreas de la vida (Familiar, Profesional, Financiera, Física y de la salud, Social, Educativa, Espiritual / Ética)

Actición® 18 – El coaching y los ruedines

ruedines

¿Te acuerdas de la primera vez que fuiste en bicicleta solo con dos ruedas? ¿Has ayudado a algún niño a ir en bicicleta con dos ruedas?

Recientemente han venido a mi memoria las sensaciones y lo gratificante que fue para mí descubrirme rodando en equilibrio, sintiendo en todo mi cuerpo la velocidad que yo mismo generaba, esos primeros metros no se olvidan… quizás porque tras ellos viene una caída.

La diferencia entre aprender a andar y a ir en bicicleta es que de la primera no tenemos recuerdos porque lo hacemos cuando tenemos un año,  pero de la segunda sí. Aprender a ir en bicicleta es una de las primeras sensaciones de logro que tiene un niño.

Sergio tiene cuatro años, el otro día íbamos paseando, él con su bicicleta con cuatro ruedas y yo caminando, cuando vimos que se nos acercaba, en sentido contrario, una niña algo mayor que él que iba con su bicicleta de dos ruedas exhibiendo su habilidad en el manejo del vehículo, seguramente, muy recientemente adquirida. Sergio no dejó de mirarla, cuando pasó de largo, se me acercó y me preguntó:-¿Cuándo me vas a quitar los ruedines?

Hasta ese momento, Sergio no había reparado en que no sabía ir solo con dos ruedas, pero en ese momento, quizá porque la niña lo miró con un cierto aire de superioridad, Sergio, se dio cuenta, tomó conciencia de que no sabía ir en su bicicleta sin los ruedines y sintió la necesidad de hacerlo.

A partir de aquí empezamos el proceso para que adquiriera esta nueva habilidad. El fin de semana siguiente, cogí la llave inglesa y le quité los ruedines y empezamos el entrenamiento.

Pocas cosas pueden ser más emocionantes para un niño de cuatro años que enfrentarse al reto de manejar una bicicleta sin la ayuda de los ruedines. Por eso y por la importancia que tiene, es necesario iniciar el proceso con alguna red de seguridad. Una forma de proporcionales esa  red es aguantándole la bici para corregir los posible desequilibrios mientras él  niño pedalea.

En nuestro caso, mientras Sergio avanzaba, de vez en cuando me miraba para comprobar que seguía sujetándole. Sin que el se diera cuenta, yo iba haciendo alguna prueba, le soltaba unos segundos y le volvía a sujetar, cuando lo hube hecho varias veces, le enseñe que iba solo mostrándole mis manos sueltas de su sillín. Inmediatamente se desestabilizó, le produjo mucha impresión sentir que iba solo.

Inicialmente mostraba algo de desconfianza pero cuando lo veía muy centrado en la conducción yo lo soltaba y él seguía avanzando. En alguna ocasión cuando vio que iba solo, se desestabilizaba un poco, le volvía a coger y volvíamos a intentarlo.  Cuando la sorpresa de ir solo se fue convirtiendo en situaciones frecuentes, empezó a sentir que podía avanzar sin mi ayuda y a experimentar una sensación nunca antes experimentada por él.

Cuanto más sentía que podía hacerlo solo, más satisfecho de sí mismo estaba y más confianza iba adquiriendo en su capacidad.

Tras unas cuantas idas y venidas ya era capaz de mantener el equilibrio cuando iba en línea recta. Ahora había que entrenar para que fuese capaz de arrancar y de girar. Tras varios intentos, consiguió arrancar la bicicleta sin ningún empujón de ayuda y empezó a hacer giros.

Había adquirido la competencia básica para desenvolverse con la bicicleta sin ruedines. Ya era consciente de su competencia. Ahora tocaba la fase de consolidación del conocimiento y de la habilidad. En esta fase es cuando aparecen las caídas y algunas frustraciones porque las cosas no salen como nos gustaría porque se nos pueden presentar situaciones inesperadas, distracciones…

Sergio tuvo alguna que otra caída, unas más aparatosas que otras, pero ninguna le hizo cejar en su empeño de, al día siguiente, poner en valor su habilidad y lucirse con su bici de dos ruedas.

Al cabo de dos paseos más, bicicleta y él eran una sola cosa, había adquirido una competencia inconsciente, circulaba sin pensar en lo que tenía que hacer para mantener el equilibrio y para no caerse, había automatizado sus acciones.

Este proceso es el mismo que seguimos en nuestros procesos de coaching con directivos para mejorar sus habilidades y desarrollar competencias que estén alineadas con la estrategia de la empresa.

  • El primer paso es identificar y descubrir que cosas quieren y es necesario cambiar. Hacerlos salir de la incompetencia inconsciente.
  • El segundo paso es iniciar el aprendizaje experimentándolo en la práctica.
  • El tercer paso es consolidar los conocimientos, eliminando obstáculos, sobre todo obstáculos personales como creencias limitantes y ciertos hábitos.
  • E cuarto paso es automatizar las competencias adquiridas y desarrollar un método de seguimiento que permita desarrollar un proceso de mejora constante.

Ahora bien, tengo que decir que muy pocos procesos de coaching ejecutivo, de los muchos que he realizado, me han hecho sentir como el que hemos llevado a cabo Sergio y yo para que consiguiera circular con su bicicleta sin ruedines.

Actición® 17 – Solucionando problemas

Metodo_Solucion_de_problemas

¿Se puede aplicar un mismo método para solucionar distintos tipos de problemas y de distinta magnitud?

Mediante esta Actición® presentamos un método para solucionar problemas. Si consigues aplicarlo de forma continuada conseguirás interiorizarlo y aplicarlo automáticamente. Este método sirve para cualquier situación. Lo que va a variar es el tiempo y detalle que requerirá cada paso en función de la importancia. Cuanto mayor y más importante sea el problema, más tiempo y más nivel de detalle requerirá cada paso del proceso de solución del mismo. Problemas menores se podrán resolver incluso mentalmente, no obstante, al principio siempre es conveniente plasmar por escrito su desarrollo.

El proceso siempre incluye los pasos que se plantean a continuación y que comprende actitudes y acciones  positivas (Actición®) que le proporcionará los mejores resultados posibles. Al final de este post encontrará un formulario para descargar la herramienta que le permitirá desarrollar el proceso:

Leer más

Actición® 15 – Coherenciómetro

Acticion15-Coherenciometro

¿Qué ocurre cuando nuestras acciones no se corresponden con los planes de acción que nos hemos propuesto hacer?
¿Por qué hay personas que se siente muy mal cuando incumplen sus planes de acción y otras a las que nos les afecta en absoluto?
La respuesta tiene que ver con los niveles de coherencia que ejercitamos las personas al tomar decisiones y con los mecanismos o que utilizamos para disminuir el malestar psicológico que nos produce la tensión entre lo que realmente pensamos y lo que hacemos.
Es coherente toda persona que actúa de acuerdo con sus creencias, valores y sentimientos. Por tanto, la coherencia no es un valor personal, es Leer más

La cultura de empresa es la brújula – Actición® – 10 Espíritu de superación

Brujula

Simplificando mucho la cuestión, podríamos decir que el que una sociedad sea más colaborativa o más competitiva está determinado por factores culturales tales como la estructura social, los valores o creencias y las tradiciones. Estos niveles de colaboración o competitividad tienen, a su vez, distintos ámbitos según donde se manifiestan, si internamente o externamente.
Así, hay sociedades en las que la competitividad está muy potenciada en niveles internos, todos compiten con todos. Mientras que otras, en sus niveles internos, fomentan mucho más la Leer más

¡Mamá, papá, mirad como buceo!… Actición® 9 – Reconocimiento

buceando

¿Quién no ha exclamado esto alguna vez?, y si tienes hijos, ¿te han llamado la atención así?

Las personas necesitamos sentirnos reconocidos en cualquier ámbito en el que estemos desenvolviéndonos. Necesitamos sentirnos aceptados por los demás.

Sin duda, la etapa de nuestra vida en la que sentirnos reconocidos es más importante, es en la niñez. En esta etapa de la vida el reconocimiento positivo refuerza la imagen global que el niño tiene de sí y predetermina futuros niveles de autoestima. Me viene a la mente  una de las situaciones más comunes en la que muchos niños solicitan expresamente reconocimiento, es cuando empiezan a realizar Leer más

Nueva actividad: Coaching con Caballos

Liderazgoconcaballos

Hemos incorporado una nueva actividad al desarrollo de nuestros programas de Coaching de Liderazgo y de Equipo, se trata de una jornada de “Liderazgo con Caballos”.
En ella planteamos un mix de dinámicas en las que utilizamos a caballos como protagonistas. A través de la experiencia de observar las respuestas de los caballos a nuestras peticiones, los participantes aprenden a comunicarse más efectivamente, afrontar sus miedos, mejorar su capacidad de influencia, y gestionar mejor el estrés. Se trata de que los participantes profundicen en su autoconocimiento, tomen conciencia de sus emociones, se coordinen como equipo teniendo que definir roles, estrategias y comunicándose con el fin de alcanzar los objetivos propuestos.

Canal 9 se hizo eco de la noticia y nos hizo un breve reportaje que emitió en su informativo de medio día.

Puedes solicitarnos información en el apartado de contacto

Actición 7 – Proactividad e Iniciativa

Proactividad_Iniciativa

El término proactividad proviene de la traducción del libro de Victor FranklEl hombre en busca de sentido”. Erróneamente, quizás porque la palabra no se encuentra en nuestro diccionario, solemos atribuir a este concepto un significado relacionado con la disposición a hacer muchas actividades o muchas cosas, a estar muy activos.

En realidad, el significado que da Victor Frankl a la proactividad es el de “la libertad de elegir nuestra actitud frente a las circunstancias de nuestra propia vida”. Por tanto, como nuestra vida transcurre en un constante cambio, se puede decir que la proactividad tiene que ver con la disposición o actitud de las personas a Leer más

Actición 6 – Imagen personal positiva

Auto-imagen

Desde una perspectiva puramente individualista, somos lo que creemos que somos porque actuamos según la clase de persona que creemos ser.
La imagen personal que tenemos de nosotros mismos afecta nuestra productividad porque esa auto-imagen es la que proyectamos a los demás y es la que finalmente perciben los demás sobre nosotros. Además, también determina como empleamos nuestro tiempo.
Las personas que tienen una imagen de sí mismas como fracasadas, inevitablemente fracasan. Porque teniendo ese pensamiento, por mucho que intenten transmitir a los demás una imagen más positiva, no importa cuánto empeño pongan en ello, no lo conseguirán.
Las personas con una imagen personal negativa, independientemente del tiempo que dediquen a trabajar y aun haciendo un gran esfuerzo para tener éxito, enfocarán ese esfuerzo para reafirmar su imagen negativa, obtendrám malos resultados. Su único éxito será que se cumpla su profecía, esa que les dice que no son capaces.
Por el contrario, las personas con una imagen personal potente, enfocan sus actividades y Leer más

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD